06 febrero 2017

La izquierda mexicana (el recuento de los d-años)


La izquierda mexicana (el recuento de los d-años)

No estamos solos (viviendo a la izquierda)

El agrado que me produjo encontrarme, esta misma noche, con algunos viejos amigos y otros añejos conocidos del mundo periodístico, sólo es equiparable con la tranquilidad que me ha dejado el saber que algunas de mis más profundas e impopulares posturas políticas respecto a la izquierda mexicana, no son del todo huérfanas ni están del todo aisladas.

Finalmente, yo estoy lejos de lo público: vivo bajo la densa cobija corporativa y en la que transito lejos del periodismo o de cualquier intención de hacer proselitismo de cualquier tipo. Sin embargo, no deja de darme gusto el saber que se puede ser de izquierda sin caer necesariamente en el fanatismo maniqueo al que nos pretenden llevar -siempre- medios y mensajeros que no saben conducir un análisis político sin llegar siempre a los nombres y los apellidos. Analistas expertos en el ad-hominem en donde toda la izquierda es desvirtuada por si AMLO o no AMLO. Juiciosos que sin más explicaciones, repiten que ese gran enfermo de poder y ese  mesías-lastre es suficiente para descalificar todo lo que de él proviene. Argumento muy elemental y francamente muy facilista y holgazán. Les falta hacer las cuentas, como decía esta noche el periodista principal, y recordar que no hay otro político vivo que haya contabilizado tantos votos en toda su carrera.

Vivir en la izquierda, pues, no es sólo esa disyuntiva maniqueísta que muchos izquierdistas (por no decir beneficiarios políticos) quieren tratar de lanzarnos a la cara, permanentemente, y siempre bajo el cobijo de algún reflector mediático: "Estas con la izquierda verdadera (la mía, pro o anti AMLO) o contra la izquierda". "Estás con las instituciones (corruptas) o estás contra ellas (y contra la Nación)".

Hoy tengo claro que no hay una razón suficiente que justifique claudicar a ninguna postura, si es por el puro afán de negociar los cíclicos prebendos y las interminables prerrogativas de las que muchos de estos gusarapos políticos gozan. Vivir la izquierda también puede ser una condición ciudadana, personal, desesperada, honesta y no por ello menos válida y menos "de izquierda", se ame o se odie a AMLO, como algunos prefieren siempre medir para arrebatarte la causa y despojarte de tu derecho a opinar. Superar a AMLO no implica necesariamente repudiarlo en público, ¿estamos claros?  Publicado en el blog Estamos Sumidos Mexicanos por Chamirú el

8/15/2012

 




26 octubre 2015

Publicado en Contralinea

El gas de esquisto fractura comunidades de Estados Unidos

IPS

Enfermedades, contaminación y pobreza dejan tras de sí las corporaciones que extraen gas y petróleo por medio del fracking. Cada vez más poblaciones estadunidenses prohíben este método de extracción

Emilio Godoy/IPS

Montrose, Pensilvania, Estados Unidos. La estadunidense Vera Scroggins ha sido demandada cinco veces por la industria petrolera, y desde octubre de 2013 pesa sobre la mujer una orden judicial de restricción permanente para acercarse a sus instalaciones.
“Me siento como una ciudadana a medias, porque las empresas pueden hacer lo que quieran y los ciudadanos no. Las corporaciones han violado las leyes ambientales y siguen operando”, lamenta a Inter Press Service (IPS) esta agente inmobiliaria retirada, madre de tres hijos y con dos nietos.
Desde 2008, Scroggins, del movimiento Shaleshock Media, es una decidida activista contra la exploración y explotación del gas de esquisto (de roca o lutita) en el municipio de Montrose, en el estado de Pensilvania, en el Noreste del país.
El desarrollo de este hidrocarburo no convencional, también conocido por el vocablo inglés shale, requiere de la técnica de la fractura hidráulica, fracking en inglés.
En esta localidad, habitada por cerca de 1 mil 600 personas y parte del condado de Susquehanna, hay alrededor de 1 mil 100 pozos en unos 600 campos, además de 43 estaciones que compactan el gas para transportarlo lejos.
Todas estas infraestructuras están próximas a viviendas y escuelas, y están en manos de siete empresas.

Este estado está atravesado por la cuenca gasífera Marcellus, uno de los tres grandes depósitos del recurso que han convertido a Estados Unidos en Frackistán, por la utilización creciente del fracking en la industria del petróleo y del gas.
En estos depósitos, la molécula del hidrocarburo está atrapada en rocas profundas, perforadas y quebradas por la inyección cuantiosa de una mezcla de agua, arena y aditivos químicos, que se consideran nocivos para la salud y el ambiente.
De esa forma, el gas o el petróleo se liberan. Pero la tecnología genera masivos volúmenes de desechos líquidos que deben tratarse para su reciclaje y de emisiones de metano, más contaminante que el dióxido de carbono, el mayor responsable del calentamiento planetario.
“Los pozos contaminan el agua con el metano, y el gas se fuga a la atmósfera. Mucha gente no sabe qué pasa, no tiene información. No me siento segura con el fracking”, denuncia Scroggins, quien vive en Montrose con su esposo, un maestro jubilado, y tiene como vecino un pozo gasífero que opera a 1 kilómetro de su casa.
El fracking ha alterado el paisaje, pues el desarrollo de los pozos se ha traducido en la presencia de docenas de camiones que transportan tierra, arena y agua.
Las compañías plantan altas torres de acero para perforar el pozo y, cuando sale el gas, es como si una plancha pasara por encima, porque el terreno queda visiblemente aplanado. Sólo florecen la tapa del pozo y los tubos que transportan el hidrocarburo, critican sus forzados vecinos.
La industrialización de estas áreas rurales las ha vuelto poco atractivas, mientras, aseguran activistas, la acumulación de metano puede degenerar en explosiones o problemas respiratorios para las personas.
En su Prospectiva anual de energía 2015, la estatal Administración de Información Energética indica que en 2014 el sector del esquisto aportó 11 billones 34 millones de pies cúbicos de gas, equivalentes a 47 por ciento de la producción gasífera total del país.
La producción petrolera de esquisto, añade el informe, fue de 4 millones 2 mil barriles diarios el año pasado, equivalente a 49 por ciento de la extracción total de crudo en el país.
El petróleo es la principal fuente nacional de energía, con 36 por ciento del total; seguida del gas, con 27 por ciento, y el carbón, con 19 por ciento.
En Pensilvania, la producción de gas saltó de 9 mil 757 pies cúbicos en 2008 a 3.05 millones en 2013.
En este estado, la cuna del primer boom petrolero estadunidense y de la fractura hidráulica, se han perforado 9 mil 200 pozos, mientras los permisos concedidos superan los 16 mil.
Estados Unidos es el país que en forma más intensiva y comercial explota actualmente los hidrocarburos de esquisto. Ese desarrollo se facilitó desde que en 2005 la Ley de Política Energética eximió a la industria petrolera de las siete mayores normas ambientales. Por ello, la industria ha desatado una marejada de querellas en torno a cuestiones ambientales, sanitarias y contractuales, cuando las regulaciones estaduales le eran adversas.
En septiembre de 2012, el Congreso legislativo estadunidense aprobó la Ley de Petróleo y Gas, conocida como Ley 13, que cancelaba la potestad de las localidades de avalar o vetar permisos de hidrofractura.
Luego de la apelación interpuesta por concejos, personas y organizaciones ambientales, la Suprema Corte de Justicia del país declaró inconstitucional esa ley, lo cual facultó nuevamente a las administraciones locales a utilizar sus legislaciones territoriales para tomar decisiones sobre el desarrollo del shale en sus jurisdicciones.
El viajero se topa constantemente en la carretera con letreros que dicen “Mantenga hermosa a Pensilvania”, pero lo que sucede en sus arterias rurales poco contribuye con ese lema.
Ray Kimble, un mecánico de 59 años, puede atestiguar la contradicción con ese reclamo en Dimock, la cercana localidad donde vive. Denuncia a IPS que su pueblo sufre la contaminación del agua desde 2009, por los residuos de la industria gasífera, donde él trabajó como transportista.
“Han destruido el pueblo. No los queremos aquí”, afirma Kimble, quien alega que tiene tos persistente y los tobillos inflamados por los gases con que estuvo en contacto mientras laboró en el sector. Ahora se niega a beber el agua que sale de los grifos y se dedica a transportar el recurso a familias afectadas por una denunciada contaminación.
Dimock es un pueblo de cerca de 1 mil 500 habitantes y escenario del muy premiado documental Gasland, del estadunidense Joshua Fox, que expone los daños ocasionados por el fracking e incubó las primeras demandas legales en contra de los llamados “señores del shale”, que desembocaron en arreglos extrajudiciales. La casa de Kimble está a poco más de 150 metros de un pozo de gas.
Con el esquisto “hay ganancias a corto plazo, pero ¿qué pasa cuando los campos se secan y queda el legado de desechos?”, dice a IPS el activista Tyson Slocum.

“Queda agua contaminada, fluidos de reflujo, transformación de áreas agrícolas rurales afectadas por la operación de los pozos. Hay pocas obligaciones legales y financieras a largo plazo para garantizar que el legado es abordado adecuadamente”, señala este director del Programa de Energía del no gubernamental Public Citizen. Esta organización promueve la defensa del consumidor y ha asesorado a afectados por el fracking.
La industria se enfrenta ahora a la caída de los precios internacionales de los hidrocarburos, la contracción del financiamiento y a una creciente oposición de la población a su tecnología.
En los últimos 8 meses, unas 400 ciudades en 28 estados han aprobado vetos o moratorias al fracking. Los casos más trascendentes se produjeron en los estados de Nueva York, que censuró esa extracción en diciembre, y Vermont en 2012.
“¿Por qué no colocan un pozo al lado de la casa de un político? Los ciudadanos no los queremos junto a nuestras casas”, plantea Scroggins.
“Ojalá no ocurra una fuga mayor, porque será devastadora. Pero la industria no acepta haber hecho algún mal”, añade la activista.
Para Slocum, los estados se han acomodado a los intereses de la industria. “El balance entre ganancias y salud pública ha sido envilecido; el debate sobre empleos y beneficios económicos es secundario”, sentencia.
Emilio Godoy/IPS
[BLOQUE: INVESTIGACIÓN] [SECCIÓN: LÍNEA GLOBAL]
TEXTOS RELACIONADOS:
 Contralínea 458 / del 12 al 18 de Octurbe 2015

23 julio 2015

Fracking

Leer en Contralinea

Fracking: abren más de 900 pozos en seis estados


Emiliano Zapata es una población en donde la explotación de petróleo y gas ha dejado una gran mancha ambiental y social. Los habitantes de la zona saben que sus tierras y fuentes hídricas son codiciadas por empresas extranjeras para seguir extrayendo los hidrocarburos del subsuelo; ahora la amenaza es que sea a través de la fractura hidráulica ofracking, que ha comenzado en la región totonaca de Veracruz. Informes oficiales indican que en rededor y en el estado ya iniciaron las pruebas confracking, al igual que en Coahuila, Nuevo León, Puebla, Tabasco y Tamaulipas, desde 2003, con más de 900 pozos. Las compañías involucradas: Pemex, Dowell Schlumberger, BJ Services Company y Halliburton

Emiliano Zapata, Papantla, Veracruz. El olor a chapopote entra por las fosas nasales para pegarse de un solo golpe al olfato; la garganta se defiende, carraspea; la lengua saliva, trata de desaparecer esa desagradable sensación al paladar que entró por la fuerza desde la respiración; el ambiente pesa como si la nata negra se hubiera pegado también al sudor del cuerpo; la cabeza comienza a punzar. El calor es extenuante, húmedo, agobiante.
El derrame de petróleo sobre el arroyo Los Tejones cubre lo que todavía queda visible, pequeñas especies de peces se aprecian entre burbujas del líquido espeso y tóxico. Sobre un par de tubos cuelgan plásticos, semejantes a grandes bolsas pretenden estancar el avance del derrame, sin servir de mucho. El aroma sube a pie de la carretera, apenas unos minutos antes de llegar a la comunidad de nombre revolucionario.
Éste es tan sólo uno de los problemas que enfrentan continuamente los más de 2 mil habitantes de esta población indígena totonaca, a la que le ofrecieron progreso y desarrollo con la presencia de Petróleos Mexicanos (Pemex) hace más de 50 años.
Aquí la instalación de pozos de petróleo invade las tierras productoras de cítricos; hay 66 en la zona, pertenecientes al yacimiento San Andrés. Junto con los de otras 10 comunidades veracruzanas, suman 372 pozos.

No al fracking

La amenaza de una nueva explotación de hidrocarburos recae en el estado y en la región, pues documentos oficiales revelan que se ha empezado a practicar la fractura hidráulica (fracking) en más de 300 pozos en el estado.
Aquí, en las paredes de algunas viviendas ya se muestra el rechazo a este tipo de extracción; es así como la imagen de un colorido Tláloc se contempla con una pancarta que sentencia: “¡No al fracking!” Para los habitantes de aquí es claro que con esa nueva técnica de explotación la contaminación incrementará a la par de su deterioro de vida.
Son vecinos de la explotación del petróleo que corre por debajo de sus casas, y que provoca la quema de gas a pocos metros de sus viviendas, la pérdida de cultivos citrícolas (principalmente) y de algunas formas de alimentación, como la pesca; además de la judicialización de una manifestación social en contra de la presencia tan cercana de Pemex (otrora paraestatal y hoy empresa productiva del Estado) que ahora comparte trabajos con la venezolana Oleorey.

Amanecer a la media noche

El resplandor de una de las cinco turbinas de gas que hay en derredor de la comunidad enciende la noche cerrada. Es casi la media noche y antes de llegar al poblado se mira una franja roja-anaranjada sobre la negrura, por encima una nube blanca-grisácea que se pasea sobre los pobladores, ya en sueño.
Desde un mirador se observan otros cinco quemadores, el más potente está apenas a 200 metros de los habitantes de Emiliano Zapata; de las turbinas se despresuriza el excedente de gas que Pemex y la petrolera venezolana no comercializan.
Hace pocos meses, este quemador, ubicado apenas a la orilla del poblado, tenía tanta presión que los habitantes no podían siquiera hablar entre ellos. Las ventanas de las casas retumbaban, como los nervios de algunos. La vida se les hizo insoportable por más de 20 días.
La retahíla de lesiones a la salud se intensificaron: hipertensión, sordera, salpullido, estrés… recuenta Jorge Luis Sánchez Rivera, habitante del poblado, citricultor, tendero y opositor al fracking en sus tierras.
En el recuento de daños, el hombre de 58 años tiene la piel lastimada por salpullido. En entrevista conContralínea, comenta que en esta comunidad hace años que el problema es la contaminación que produce Pemex en los cuerpos de agua, antes ocupados para sus labores domésticas y de campo.
 “Hoy día, en estas aguas ya no se puede pescar, no se puede utilizar para bañarnos, para [el] servicio doméstico. Tampoco sirve para saciar la sed del ganado; incluso en algunas partes, cuando pretendemos hacer algún pozo, surge el petróleo. Hay fugas que ni siquiera ellos pueden controlar, como la fuga ocurrida en el arroyo Los Tejones”, platica.
Durante la entrevista sube el tono de voz y dice que tiene que hablar fuerte porque ya no escucha con claridad (secuela del ruido de las turbinas de Pemex) y continúa: “Ahí [en el arroyo Los Tejones] nos abastecíamos de agua después de que contaminaron el arroyo El Frijolillo, donde tomábamos el agua que llega al pueblo con un bombeo y rebombeo, contaminaron ese arroyo y ya no queda más donde tomar agua. Tenemos la promesa de Pemex de perforar un pozo para abastecer a la comunidad de agua, pero parece una promesa falsa: toda la comunidad está contaminada en sus mantos freáticos con aguascongénitas”.
El ataque a la flora y fauna marina (que ha ido desapareciendo, como el pez llamado huevina) también ha ido en crecimiento. Don Jorge relata que mucha de la alimentación de los habitantes era de la pesca. “Había un pescado que se llama guapote, similar a la carpa, y se acabó. Los patos se fueron de aquí. En los arroyos había una especie parecida a la nutria, que le llamábamos perro de agua, [que] se extinguió”.

La resistencia en Emiliano Zapata

La contaminación, el ruido y la amenaza de una nueva extracción de hidrocarburos en la zona ponen en alerta a los habitantes de Emiliano Zapata. Aquí viven unos 2 mil indígenas totonacas en alguna modalidad de pobreza.
Gumercindo González Sánchez, agente municipal de Emiliano Zapata, es opositor al fracking, que en la región de Papantla ha instalado 172 pozos, y rechaza la contaminación que ha dejado Pemex en la zona.
Él junto con otros cuatro habitantes de la comunidad fueron citados por la Procuraduría General de la República, después de que el 11 de noviembre de 2014 impidieron el paso a los trabajadores y gente de la “empresa productiva del Estado” (Pemex) y Oleorey a las instalaciones de la Estación de Compresión Central de Turbinas San Andrés (lugar en donde los logotipos de ambas empresas confirman el trabajo conjunto de la mexicana con la venezolana).
Y es que el ruido de la turbina ubicada a unos 200 metros de los habitantes ya era ensordecedor, insoportable, el calor sofocante y el estrés iba en aumento.
Decidieron oponerse al paso por un fin de semana para exigir que la turbina fuera apagada, los funcionarios no respondieron, los empresarios tampoco. El cansancio los llevó a sus casas de nuevo y a las pocas horas un citatorio de las autoridades federales exigía su presentación para responder a los cargos de daños en propiedad ajena.
Gumercindo logró ampararse para evitar la prisión, pero el activismo que tiene por la defensa de su territorio lo vulnera ante otro posible acto de judicialización de su trabajo. Él sabe de la perforación de pozos en Papantla y Veracruz con la técnica del fracking, y sabe también que el agua en la región peligra definitivamente: “Si esto es ahora, ¿qué va a pasar cuando lleguen más empresas?”, cuestiona, alarmado.

        

Fracking en México, desde 2003

En México ya existen más de 900 pozos de fractura hidráulica o fracking, revela el investigador Manuel Llano, maestro en antropología social por la Universidad Iberoamericana y autor del portal en internet de análisisCartoCríticaInvestigación, mapas y drones para la sociedad civil.
De acuerdo con la respuesta de Pemex Exploración y Producción a la solicitud de información 1857500000714 hecha por el geoestadista a Pemex, Veracruz ocupa el primer sitio en la ubicación de pozos donde se ha aplicado la técnica de fracking, con 349. Le siguen Puebla, con 233; Nuevo León, con 182; Tamaulipas, con 100; Coahuila, con 47, y Tabasco, con 13.
La lista especifica que en Veracruz los municipios donde se ha llevado a cabo este tipo de actividad son: Agua Dulce, Álamo-Temapache, Alvarado, Castillo de Teayo, Chicontepec, Coatzintla, Cosamaloapan, Espinal, Ignacio de la Llave, Ixmatiahuacán, Juan Rodríguez Clara, Papantla, Poza Rica de Hidalgo, Tepetzintla, Tierra Blanca, Tihuatlán y Tlalixcoyan.
Sin embargo, los datos entregados por Pemex no coinciden con los del documento de la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) denominado Proyecto aceite terciario del Golfo. Primera revisión y recomendaciones, dice el investigador Llano, en donde se menciona específicamente que “1 mil 323 pozos han sido fracturados mediante fracturamiento [sic] hidráulico tan sólo en este activo y hasta 2010; es decir, 1 mil 323 pozos con fracking tan sólo en el Paleo-canal de Chicontepec, ubicado entre los estados de Veracruz y Norte de Puebla, faltando el resto de las regiones donde de facto sabemos que ha habidofracking”.
Esta técnica consiste en “la perforación de un pozo vertical hasta alcanzar la formación que contiene gas o petróleo. Luego se realizan una serie de perforaciones horizontales en la lutita, que pueden extenderse por varios kilómetros en diversas direcciones. A través de estos pozos horizontales se fractura la roca con la inyección de una mezcla de agua, arena y sustancias químicas a elevada presión que fuerza el flujo y salida de los hidrocarburos de los poros. Pero este flujo disminuye muy pronto, por lo cual es necesario perforar nuevos pozos para mantener la producción de los yacimientos. Por este motivo, la fracturación hidráulica conlleva la ocupación de vastas extensiones de territorio”, indica en su portal la organización Alianza Mexicana contra el Fracking.
Guillermo Rodríguez Curiel, integrante de la organización Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), dice en entrevista que “todo mundo señala que los más dañados serán los hombres y las comunidades, pero se les olvida decir que también serían la vida vegetal y animal. El gobierno actual decreta como energías limpias a la energía hidroeléctrica, a la termoeléctrica, al fracking y a las eólicas; también las declara de interés público (aunque sean actividades privadas) y como actividades prioritarias; luego entonces, estos tres elementos configuran el despojo a los seres vivos que habitamos en esta tierra”.

Las empresas del fracking

Francisco Cravioto, investigador y monitor de políticas públicas relacionadas con industrias extractivas de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, comenta en entrevista que “desafortunadamente la gente no está enterada de lo que está pasando aquí, no ha habido consulta para las comunidades, tampoco manifestación de impacto ambiental. Hay casos donde Pemex y las empresas subsidiarias utilizaron proyectos de atención ciudadana para resarcir algunos daños. A partir de recursos propios generaron infraestructura muy básica como: la renovación de escuelas, alumbrado público o pavimentación”.
El también integrante de la representante de la Alianza Mexicana contra el Fracking dice que todo esto tiene que ver con la reforma energética, que permitió a Pemex la contratación de proyectos integrales con otras empresas, esto es: “Pemex siempre ha contratado a otras para que le rehagan otros trabajos”, dice.
 “El fracking no lo necesitamos, tenemos alternativas tecnológicas. Hay unas verdaderas amenazas con esta técnica; el cambio climático es una de ellas. Vienen la lucha por la tierra, la desigualdad, la marginación. Lamentablemente, no hay voluntad política”, expone el especialista en el tema.
Según el listado entregado al geoestadista Manuel Llano, las empresas que han instrumentado la técnica del fracking en México son: Halliburton, Dowell Schlumberger de México, SA de CV y BJ Services Company Mexicana, SA de CV.
La estadunidense “Halliburton Company ofrece servicios y productos para la industria de la energía relacionada con la exploración, desarrollo y producción de petróleo y gas natural […]. El segmento de Perforación y Evaluación proporciona soluciones de campo y el depósito de modelado, de perforación, evaluación y colocación de pozos que permiten a los clientes modelar, medir y optimizar sus actividades de construcción también”, indica Forbes en su lista de las empresas más importantes del mundo.
La misma publicación, en su edición México, publicó en julio de 2014 que Schlumberger “espera un crecimiento robusto de sus negocios en México, donde planea incursionar en áreas con hidrocarburos no convencionales y profundizar su actividad en aguas profundas, aprovechando las ventajas de una reciente reforma energética”. Su información institucional menciona que es la primera empresa de pozos del mundo, con orígenes en la región de Alsacia, en la frontera franco-alemana.
De acuerdo con la revista Fortune, BJ Services Company “es uno de los principales proveedores de servicios de la presión de bombeo utilizados para proteger la formación de aceite, pozo, y la cañería de la cubierta durante la finalización de perforación; la compañía también aumenta la producción de los pozos existentes. BJ Services estimula la producción a través de la acidificación, tubería flexible, fracturamiento [sic] y control de arena”.
Contralínea solicitó entrevista con el gerente de Desarrollo Social de Petróleos Mexicanos, Bernardo Bosch, para conocer los procesos de negociación que la empresa productiva del Estado lleva a cabo con las comunidades afectadas. Hasta el cierre de edición no se obtuvo respuesta.

La pobreza en la comunidad Emiliano Zapata

Aquí llegó Pemex en 1956 con el discurso del progreso y el desarrollo. Pero tras más de 5 décadas, los avances fueron en parte de la tecnología que se descubre con la explotación de petróleo, maquinaria, telefonía y hasta internet.
También en la pavimentación de caminos por donde pasan los camiones con combustible de la petrolera o las camionetas de Oleorey. Para algunos habitantes hubo empleo, como es el caso de Josué Sánchez Alvarado, que trabajó en un equipo de perforación de pozos hace algunos años. Luego trabajó en otras compañías pequeñas que se contrataban para Pemex.
Josué relata que hace 2 años trabajaba para la empresa Waterfowl, como obrero con contratos trimestrales. Ser empleado en ese tipo de compañías le ha sido favorable económicamente, en una región donde el empleo es escaso. No obstante, fue despedido cuando comenzaron a caer los precios del petróleo.
Él sabe de los efectos que trae consigo la explotación del petróleo cerca de su comunidad afecta su vida y la de su familia. Incluso porque por debajo de su domicilio pasa una línea de gas. Ahora, con la información que se difunde en el pueblo, la menor de sus hijas cuestiona ¿qué hacía trabajando ahí?
Pero las oportunidades en Emiliano Zapata son escasas. Los habitantes, en su mayoría campesinos dedicados a la citricultura, son pobres. Aquí las casas están a medio construir; los pobladores visten ropas desgastadas. Sus testimonios dan cuenta de familiares han tenido que emigrar al Norte en busca de oportunidades.
Aquí, pese a las exposiciones de contaminantes que generan Pemex y Oleorey, no hay una clínica para la comunidad, y apenas el año pasado, la escuela primaria fue actualizada con material didáctico y computadoras como parte de un ofrecimiento que hizo la compañía venezolana.
Esta comunidad pertenece al municipio de Papantla que, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), tiene al 68.5 por ciento de la población en alguno de los grados de pobreza, unos 111 mil 408 de veracruzanos; 43 por ciento de ellos en pobreza moderada, equivalente a 69 mil 981 personas; y al 25.5 por ciento, en pobreza extrema, es decir, 41 mil 427 personas.
El Coneval registra que la carencia por “acceso a la seguridad social afectó a 79 por ciento de la población del municipio de Papantla, esto es que 128 mil 524 personas se encontraban bajo esta condición.
De la información que tiene el organismo sobre la comunidad de Emiliano Zapata se desprende que 384 viviendas no disponen de agua entubada de la red pública; 563 personas de 15 años o más tienen la educación básica incompleta y hay unas 119 viviendas con piso de tierra. Además, Emiliano Zapata no aparece en la lista de poblaciones con acceso a la salud.

Impactos de la fracturación hidráulica

La organización Alianza Mexicana contra el Fracking documenta que los impactos causados por esta técnica de extracción de gas shale son:
• Disminución de disponibilidad del agua: la fracturación de un sólo pozo requiere entre 9 y 29 millones de litros de agua.
• Contaminación de las fuentes de agua: en Estados Unidos existen más de 1 mil casos documentados de contaminación de fuentes de agua relacionados con el uso de la fracturación hidráulica. Se han identificado 750 tipos diferentes de productos químicos en los fluidos de fracturación analizados, entre ellos sustancias de gran toxicidad como el metanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno.
• Impactos sobre la salud: los expertos señalan que al menos 25 por ciento de las sustancias utilizadas en las distintas mezclas de perforación pueden causar cáncer y mutaciones, 37 por ciento afectar al sistema endocrino, 40 por ciento provocar alergias y 50 por ciento dañar el sistema nervioso.
• Emisión de gases y su contribución al calentamiento global: 90 por ciento de las emisiones en el proceso de obtención del gas es metano, aunque también se emite dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles. Aunque la quema del gas natural emite menos dióxido de carbono que otros hidrocarburos, el proceso completo de su explotación contribuye en mayor medida a la aceleración del cambio climático debido a las fugas de metano producidas durante su extracción.
La organización hace énfasis en que “debido al deterioro ambiental que provoca, la explotación del gas de lutitas es incompatible con otras actividades económicas como la ganadería, la agricultura y el turismo”.

Érika Ramírez, @erika_contra, texto y fotografías/enviada
[PORTADA]

TEXTOS RELACIONADOS:



Contralínea 445 / del 13 al 19 de Julio 2015

21 julio 2015

Sin freno el ejercito fascista de pena nieto

Continua la Artera agresion contra la población civil. La justificacion de siempre dada por estas bestias uniformadas.."nos agredieron" y disparamos (QUIERO IMAGINAR A UN NIÑO DE 5 AÑOS O MENOS, AGREDIENDO A ESTOS DESALMADOS DELINCUENTES),ya no hay palabras para describir el genocidio de la población civil por el ejercito y armada fascistas. Pero lo mas grave es que estas matanzas pasen desapercibidas para el grueso de los mexicanos y solo escuchemos el silencio de una sociedad, mas ocupada en  el escape virtual de un delincuente.

A continuacion se publica artículo publicado por el periodico La Jornada.

CNDH abre expedientes sobre hechos en Michoacán y Zacatecas
Dispararon contra un negocio en el que estaban el menor y otra niña
Ernesto Martínez y Óscar Celaya, corresponsales; José A. Román



Fueron militares quienes dispararon después de un bloqueo carretero, aseguran
El niño muerto en Ostula estaba comprando pañales: familiares
FotoN N IÑO
Durante las protestas una camioneta fue quemada cerca del puente de IxtapillaFoto Rafael Ochoa Hernández
Ernesto Martínez Elorriaga
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 21 de julio de 2015, p. 8
Aquila, Mich.
Familiares del niño Idilberto Reyes García, quien falleció el pasado domingo en Ostula, tras recibir un impacto de bala en la cabeza, aseguraron que fueron militares quienes dispararon y mataron al menor, además de que dejaron lesionadas a otras cuatro personas.
Edith Balviera, tía de Idilberto, informó que después de que comuneros se enteraron de la detención del líder nahua Semeí Verdía Zepeda bloquearon la carretera costera a la altura de Xayakalan, sobre la carretera Lázaro Cárdenas-Colima, así como el entronque con Ostula, El Duin e Ixtapilla. Aseguró que desde temprana hora hubo roces con fuerzas federales y policías de Fuerza Ciudadana.
Después de las 17 horas, en el puente de Ixtapilla –que mantenían bloqueado– hubo agresiones verbales y empujones entre comuneros y militares, situación que subió de tono cuando los soldados incendiaron una camioneta y lanzaron dos bombas de gas lacrimógeno, por lo que mucha gente corrió.
‘‘Los soldados se iban riendo’’
Indicó que un convoy compuesto por unas 30 camionetas militares se dirigía a Lázaro Cárdenas, y a unos 100 metros del puente donde estaba el bloqueo, en un negocio que combina restaurante y tienda, algunos soldados dispararon contra ese inmueble, justo cuando Idilberto, de 12 años de edad, se encontraba dentro comprando pañales; una bala impactó en su cabeza.
En ese mismo edificio jugaba la niña Jeini Natali Pineda Reyes, de 6 años, quien recibió un rozón de bala en la frente. ‘‘Cuando la vi desmayada en el piso pensé que había muerto’’, dijo su tía Guadalupe. Comentó que vio tirado a Idilberto a unos metros de ella, bañado en sangre. ‘‘Cuando dejaron de escucharse disparos corrí hacia él, pero ya casi no respiraba’’, afirmó.
Josefa Ordónez dijo a su vez que en el momento en que los soldados dispararon ella caminaba frente a la casa baleada; su amigo Horacio Valladares la empujó y a él le tocó una bala en la cadera. ‘‘Me dio más coraje porque los soldados se iban riendo’’, dijo Josefa, quien junto con un grupo de mujeres esperó ayer que los restos del niño llegaran a Ixtapilla, pues el cadáver fue trasladado el domingo a un hospital y luego al Servicio Médico Forense de Coahuayana.
Ayer, poco antes de las 14 horas, dos peritos de la procuraduría estatal llegaron en helicóptero a Ixtapilla para iniciar la averiguación previa. Formularon a los pobladores unas cuantas preguntas y después se retiraron a revisar el vehículo quemado, el cual se encontraba en el puente.
Los familiares de Idilberto se reunieron en una palapa en espera de que les entregaran el cuerpo para que fuera velado. Indicaron que los cuatro lesionados, entre ellos Melesio Cristino y Delfino Alejo, fueron dados de alta del hospital de Tecomán, Colima.
El comandante de autodefensas de Ostula, Germán Ramírez, leyó un posicionamiento en Xayacalán a nombre de los grupos de Aquila, Coahuayana, Chinicuila y Coalcomán, donde condenaron el uso de la fuerza pública ante una familia indefensa.
Manifestó que las acusaciones contra Semeí son falsas, porque las armas que portaba se las proporcionó el propio gobierno, y el dirigente de autodefensas nada tuvo que ver con la destrucción de papelería electoral durante los comicios de junio pasado.
‘‘Lo habían citado para ver lo relacionado con la camioneta blindada que le prestó el gobierno después del último atentado (del que fue víctima) hace algunas semanas’’ y entonces lo aprehendieron, dijo.
Ramírez aseguró que luego de la detención de Semeí, elementos de la Policía Federal agredieron a autoridades comunales de Ostula, a quienes les decomisaron sus armas y sus radios.
Dijo que es incongruente que se pretenda castigar a quienes desterraron al crimen organizado de esta región, lo mismo que a los jefes de plaza de la localidad mestiza La Placita; entre ellos Federico González, El Lico, y Mario Álvarez López, El Chacal,ambos libres y protegidos por autoridades.
Los grupos de autodefensa exigieron la libertad inmediata de Semeí Verdía, castigo a los militares responsables del asesinato del menor Idilberto Reyes, así como a quienes golpearon a comuneros y amedrentaron a las autoridades de Ostula.
También pidieron la reparación de daños causados a la comunidad, la devolución de cuatro radios de comunicación y del sello del consejo de vigilancia, así como una pistola y cuatro juegos de llaves, al igual que respeto a las policías comunitarias de Aquila, Coahuayana, Chinicuila y Coalcomán.

Devaluaciones

México SA
Dólar en las nubes
Peso en el abismo
Récord tras récord
Carlos Fernández-Vega
A
tinado, como siempre,meses atrás el ministro del (d) año se ufanaba de que el gobierno no está preocupado por el funcionamiento del mercado cambiario. Lamentablemente tal mercado nunca se enteró de la envidiable tranquilidad peñanietista, por lo que el tipo de cambio no ha dejado de avanzar, en demérito de la moneda nacional, y ayer de nueva cuenta rompió récord: 16.33 pesos por dólar (léase 16 mil 330 por uno en ventanilla).
Como se ha comentado en este espacio, lejanísimos quedan los tiempos en los que la divisa mexicana valía más que la estadunidense, cuando casi dos siglos atrás, y a lo largo de 54 años (datos históricos de Inegi), el tipo de cambio peso-dólar favoreció al primero, es decir, se requerían más billetes verdes para comprar un peso mexicano. Ello sucedió de 1821 a 1875, cuando por cada dólar se pagaban entre 93 y 98 centavos de peso.
A partir del último de los años citados, con Sebastián Lerdo de Tejada en la Presidencia, se empatóel tipo de cambio (uno por uno) y de allí en adelante nunca más los mexicanos pudieron adquirir dólares en igualdad de circunstancias, porque la volatilidad pasajera (como ahora le llaman los tecnócratas) se comió cualquier posibilidad de resarcir lo perdido.
Desde entonces, el país un día rompe el récord y el siguiente también, y los mexicanos pagan el precio. De 1.01 pesos por dólar, en 1875, el tipo de cambio ascendió y ascendió (a favor del billete verde, desde luego) y México arrancó el siglo XX con un dólar a 2.06 pesos, es decir, una devaluación de 106 por ciento en un periodo de 25 años.
Y de allí para el real, siempre con la promesa gubernamental (en la administración que sea) de que eldeslizamiento y/o flotación (antes simplemente le llamaban por su nombre: devaluación) es por el bien de la nación y de sus habitantes, quienes ya no sienten lo duro sino lo tupido.
Pero la terminología neoliberal a todo le encuentra el lado bueno de las cosas. Por ejemplo, en México nunca se privatizó la infraestructura productiva del Estado; simplemente semodernizó. La banca nunca serescató ni extranjerizó; sólo seafianzó y globalizó. El poder adquisitivo de los salarios nunca se desplomó; apenas si se adecuó, y así por el estilo.
En el caso del tipo de cambio, el peso nunca se devalúa: sólo se fortalece el dólar, y tan macizo está el billete verde que nunca –ahora sí en serio– había alcanzado la cota que registró ayer frente a la moneda nacional. Lo mejor del caso es que Estados Unidos es el principal socio y amigo de México, según reza la propaganda oficial. ¡Imaginen que no lo fuera!
Al cierre de esta entrega, la autoridad cambiaria no se había pronunciado en torno al récord que rompió el récord, el que a su vez previamente había roto otro, y etcétera, etcétera. De cualquier forma ello no es importante, porque ya dijo el ministro que el peso no se devalúa; en todo caso flota, y con Enrique Peña Nieto en Los Pinos el tipo de cambió ha flotado alrededor de 30 por ciento en demérito de lo que queda de la moneda nacional.
En la premodernidad institucionalizada, José López Portillo dijo que presidente que devalúa se devalúa, y de eso el churumbel sabía un rato. Pero en la bella etapa demodernidad, ¿cómo se adecuaría la frase? Tal vez presidente que flota se la flota, o ¿cómo quedaría bien?
De hecho, prácticamente todos los presidentes de la República se comprometieron a no devaluar, porque, decían, con las medidas implementadas, dolorosas pero necesarias, todo se había solucionado. Por ejemplo, Luis Echeverría destacaba la sólida posición de México que “nos permite hacer frente a los acontecimientos económicos mundiales… Así, podemos reiterar que el tipo de cambio del peso y su libre convertibilidad están asegurados. Sostendremos, sin modificación alguna, el tipo de cambio de 12.50 pesos por dólar (por ser) esta política factor básico de confianza para el ahorro del pueblo, la reinversión de los empresarios y pieza vital del manejo de nuestra política económica”.
Algo falló, porque tras 24 años de estabilidad cambiaria devaluó, y muy fuerte –más de 60 por ciento–, porquehemos llegado a la conclusión de que el actual tipo de cambio del peso mexicano no es el adecuado para restaurar el equilibrio de la balanza de pagos.
Siguieron el referido JLP y su perro, Miguel de la Madrid, Salinas y sus tres ceros, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto, y de aquellos 12.50 pesos por dólar que Echeverría prometió no modificar, ayer los mexicanos amanecieron con 16 mil 330 pesos por billete verde. En 39 años, pues, 130 mil por ciento deflotación.
Sin ánimo masoquista, es necesario recordar que cuando menos la mitad de los alimentos que consumen los mexicanos provienen del exterior, fundamentalmente de Estados Unidos, nuestro amigo y socio, de tal suerte que a la hora de hacer el mandado no será útil el truco de estirar el dinero, pues el impacto devaluatorio (perdón el uso de ese añejo término, pero se escucha espantoso flotatorio) en los precios internos será bastante rudo. Y lo que no se destine a la adquisición de comida, pues se canalizará a otros productos, también importados en su mayoría.
Recuérdese, también, que los mexicanos más pobres destinan el grueso de su raquítico ingreso a la adquisición de alimentos (64 por ciento de los habitantes de este país obtiene menos de dos salarios mínimos), por lo hay que pensar en el brutal efecto que en ese núcleo poblacional (que hace mayoría) tiene un dólar fortalecido (que, según los tecnócratas, no es lo mismo que un peso devaluado), de la mano de una cada día menor producción interna de alimentos, o lo que es lo mismo, mayor importación de viandas.
Ante este panorama, cómo olvidar las sabias cuan convincentes palabras del dúo dinámico (Luis Videgaray-Agustín Carstens), cuando no hace mucho sonrientes aseguraban que la inestabilidad cambiaria que registra el país sólo era producto de una volatilidad temporal, la cual, de cualquier forma, le hacía lo que el viento a Juárez, toda vez que existía un blindaje que protegía al peso, la economía y todo lo demás, amén de que estamos bien preparados y la moneda nacional tenderá a estabilizarse frente al dólar, pues la situación es manejable, e inclusotienda a apreciarse frente al dólar.
Las rebanadas del pastel
Entonces, ¡ánimo!, mexicanos pagadores, que igual hoy se registra otro récord.
Twitter: @cafevega


20 julio 2015

Sigue el genocidio del fascista ejercito, contra el puebloo de Mexico.

Cuantos miles mas deberan ser asesinados a mansalva para que algún organismo internacional de derechos humanos intervenga. Ahora fueron niños y niñas indigenas. Que se necesita para que los Mexicanos respondamos a estos viles crimenes.
Los pobladores de Ostula exigían la liberación de Semeí Verdía
Militares reprimen a comuneros tras detener a líder de autodefensas Ernesto Martínez Elorriaga Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 20 de julio de 2015, p. 6 Morelia, Mich. Fuerzas federales agredieron este domingo a comuneros de Ostula en la comunidad de Ixtapilla, municipio de Aquila, lo que dejó a un niño de 12 años muerto y a otras cuatro personas lesionadas, entre ellas una niña de seis años de edad. El tiroteo ocurrió horas después de que militares detuvieron al líder de autodefensas de las regiones Costa-Sierra, Semeí Verdía Zepeda, cuando desayunaba en la localidad costera La Placita, también en Aquila. La organización civil Equipo de apoyo y solidaridad con la comunidad indígena de Santa María Ostula informó en un comunicado que integrantes del Ejército Mexicano agredieron a unos 300 simpatizantes de Semeí, que en repudio a su detención instalaron un bloqueo en la carretera costera Lázaro Cárdenas-Colima, a la altura de Xayakalan. Aseguraron que la acción militar dejó varios detenidos. Comuneros de Aquila aseguraron que minutos después de que instalaron el bloqueo, llegaron militares que intentaron detener a varios de sus compañeros. Indicaron que pasadas las 11 horas otro grupo pretendió detener al comisario de bienes comunales de Santa María Ostula. Entonces, habitantes de esa comunidad retuvieron a un grupo de soldados. Después de las 15 horas, militares llegaron a Ixtapilla, adonde fueron llevados los soldados retenidos, y dispararon contra la gente que estaba reunida para efectuar otro bloqueo carretero. En la balacera, durante la cual se liberó a los efectivos retenidos, falleció el niño Iriberto Reyes García, de 12 años, y resultaron lesionados Melesio Cristino Dirsio, de 60 años; Jeini Natali Pineda Reyes, de seis; Horacio Valladares Manuel, de 32, y Delfino Antonio Alejo Ramos, de 17. Los lesionados fueron trasladados a Tecomán, Colima. Foto La pequeña Natali Pineda Reyes, de seis años de edad, resultó herida por los disparos que realizaron militaresFoto Cortesía de pobladores de Ostula El equipo de apoyo a la comunidad nahua aseguró que los elementos castrenses intentaron detener al jefe de bienes comunales de Ostula sin presentar orden de aprehensión, y al no encontrarlo, detuvieron a otras personas. Tras su detención, Semeí Verdía fue llevado a la base de la Marina en La Placita, donde fue subido a un helicóptero en el que fue trasladado a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Morelia. En un comunicado, la PGR informó que se detuvo a Verdía Zepeda en posesión de dos fusiles, uno calibre 7.62 conocido como cuerno de chivo, y el otro calibre .233, además de un arma corta calibre 9 milímetros y 69 cartuchos útiles de diferentes calibres. Por lo anterior, y ante una flagrante conducta considerada y sancionada por el Código Penal Federal, fue asegurado y puesto a disposición de la procuraduría para que resuelva su situación jurídica, se acotó. El documento señala que Verdía Zepeda, quien se identificó como miembro de la policía comunitaria del municipio de Aquila, es investigado por su probable participación en otras conductas que configuran delitos del fuero común y federal, relacionadas con la destrucción de material electoral en los comicios del pasado 7 de junio.

19 julio 2015

Siguen los crímenes sumarios de jovenes, por el ejercito fascista de pena nieto.

Los militares se los llevaron, denuncian
Identifican familiares los cuerpos hallados en Jerez, Zacatecas
Alonso Chávez Landeros
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Domingo 19 de julio de 2015, p. 7
Zacatecas, Zac.
La policía municipal de Jerez localizó los cadáveres de siete personas, con huellas de tortura y el tiro de gracia, y familiares de tres de ellas aseveraron que se trata de las mismas que presuntos elementos del 97 Batallón de Infantería del Ejército se llevaron con violencia de su domicilio en la cabecera municipal de Calera la madrugada del pasado pasado 7 de julio.
Los primeros cuatro cuerpos –tres hombres y una mujer– fueron localizados el jueves en una casa en obra negra cerca de la presa de El Tesorero, en la comunidad del mismo nombre del municipio de Jerez. De ellos tres fueron plenamente identificados por sus parientes, por sus tatuajes y ropas, como los desaparecidos de Calera.
En la misma zona, la tarde de este sábado fueron localizados otros tres cuerpos, uno de ellos de mujer, confirmó Sergio Martínez Escamillas, delegado de la Procuraduría General de la República (PRG), pero no confirmó si se trata de los jóvenes raptados hasta en tanto los cuerpos no sean sometidos a peritajes genéticos.
Los tres cuerpos identificados por sus familiares corresponden a Germán Martín García González, quien desertó hace más de un año del Ejército Mexicano, donde sirvió durante un sexenio. Los otros dos son Beatriz Hernández y Fernando José Rodríguez, un menor de edad.
“Los cuerpos estaban muy golpeados. Yo identifique a mi esposo por sus tatuajes… también sé que (sus parientes) identificaron a una chica que se llama Beatriz y otro muchacho que creo se llama Fernando”, dijo la esposa del ex militar.
Los familiares creen que el cuarto cadáver puede ser Guillermo García, el otro menor de edad desaparecido
Falta confirmar si los tres cuerpos encontrados la tarde de este sábado corresponden a Daniel Venegas Leaños, María Alejandra Rocha Montes y Víctor Hugo González Cisneros, los otros tres desaparecidos desde el 7 de julio.
Martínez Escamillas, delegado de la PRG, comentó que lo dicho por los familiares se trata de "una versión no confirmada" y mientras no se tenga certeza de la identidad de los cuerpos entonces la dependencia los seguirá considerando "personas no localizadas". "Me dice la procuradora del estado (Leticia Catalina Soto Acosta) que los cuerpos están en avanzado estado de putrefacción; irreconocibles a simple vista, por eso se iniciaron los peritajes de identificación genética y hasta en tanto no se tengan los resultados no se tendrá certeza si son los cuerpos de los desaparecidos." A la Procuraduría General de Justicia del Estado corresponderá investigar el homicidio por los siete cuerpos hallados y esperaremos a que nos informen para integrarlo a la carpeta de investigación, finalizó el funcionario federal. Familiares exigen justicia “Que esto no se quede así. Exigimos justicia, que vayan contra quienes se los llevaron vivos y ahora nos los entregan muertos… queremos justicia”, expresó la familiar de uno de los desaparecidos, que hasta la noche de ayer esperaban en el Servicio Médico Forense de la ciudad de Fresnillo que les entregaran los primeros cuatro cuerpos. Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encuentran en la entidad para investigar la desaparición de estos jóvenes, presuntamente a manos de elementos del 97 Batallón de Infantería, ubicado en Fresnillo. Fuentes castrenses confirmaron que personal de Justicia Militar investiga al coronel Martín Pérez Recendiz, quien, de acuerdo con las denuncias de los familiares, encabezó el operativo y dio la orden a los soldados de detener a los jóvenes, quienes nunca fueron presentados ante el Ministerio Público. ir a la Jornada








Renuncien sicarios del cartel político Atracomulco

15 julio 2015

El tunel


La fuga vista desde Taiwan


LOS MOMENTOS DE CRISIS,,,,

México SA
 La lógica de Osorio Chong
 Gabinetazo luchóng
 Aquí nadie renuncia
 Carlos Fernández-Vega

 Haberlo dicho. Por la explicación científica del inquilino de Bucareli (los momentos de crisis no son para renunciar, son para enfrentarlos), ahora los mexicanos saben por qué los integrantes del gabinetazo peñanietista (y su propio jefe, así sea en apariencia) se mantienen en sus cargos, a pesar del cúmulo de barbaridades por ellos cometidas en los 31 meses y días del gobierno empeñado en Mover a México. ¡Claro! La lógica de Osorio Chong es impecable y se aplica tanto a la actual administración como a las cinco precedentes. Como el país vive un momento de crisis que se ha prolongado por más de tres décadas, entonces ninguno de los seis gobiernos involucrados en ese periodo (coyuntura dirían los tecnócratas) renunció, porque estaban ocupadísimosenfrentando el zarandeo. Así, con tan patriótica actitud, muestra de hombría y probada honradez intelectual, los seis inquilinos de Los Pinos, con sus respectivos gabinetazos, tan bien han enfrentado la crisis que su gran logro es haber colocado al país al borde del precipicio, con ganas de darle el empujón definitivo, porque aquí primero muerto que renunciado. Se entiende, pues, por qué Miguel Angel Osorio Chong no renunció al cargo tras la (segunda) fuga de El Chapo, como en su momento (primera fuga, en enero de 2001) tampoco lo hizo Santiago Creel, por mucho que la obligación legal de ambos no era recapturar al capo, sino evitar su fuga. Por lo mismo, se comprende que secretarios de Gobernación como monseñor Carlos Abascal (con Vicente Fox) y los cinco de Felipe Calderón (Francisco Ramírez Acuña, Juan Camilo Mouriño, Fernando GómezMont, Francisco Blake y Alejandro Poiré) se negaran a renunciar al hueso. Ahora se entiende que no lo hicieron por estar enfrentando la (primera) recaptura del mero mero del cártel de Sinaloa, la cual, dicho sea de paso, llevó más de 13 años desde que Santiago Creel prometió (antes de los 100 mil muertos de Calderón) combatir con toda la fuerza del Estado a las organizaciones criminales, porque no vamos a dejar que triunfen, y llegaremos hasta las últimas consecuencias para encarcelar a los responsables (pero no a El Chapo). Con base en ese manual de lógica aplicada, marca Chong, y considerando el desastre económico-social por ellos orquestado, también se entiende por qué en los últimos 33 años (de Miguel de la Madrid a Enrique Peña Nieto) sólo fueron renunciados dos de los diez titulares de la Secretaría de Hacienda (el resto cambió de puesto o se fue a gozar de las mieles de la iniciativa privada, pero con los contactos necesarios en el gobierno): no fue por voracidad que se aferraron al hueso, sino porque estaban enfrentando la crisis causada por la política económica del régimen, instrumentada por ellos mismos. Mexicanos probos todos ellos, a quienes no les importó hundir en la miseria a la mitad de la población y dejar al borde de ella a la otra mitad, con tal de enfrentar la crisis que, como se menciona, acumula tres décadas y pico. Sólo el diamante negro, Jesús Silva Herzog Flores, fue defenestrado por Miguel de la Madrid, así como el aspirante a churumbel Jaime Serra Puche por Ernesto Zedillo. Más allá de ese par de prietitos en el arroz, los otros ocho titulares de Hacienda ascendieron (no tanto como Gustavo Petricioli, quien ya murió) de posición, siempre por sus méritos a la hora de enfrentar la crisis: Pedro Aspe, el chile de todos los negocios público-privados; Guillermo Ortiz, que también enfrentó la crisis desde el Banco de México por largo rato y terminó en la banca privada, a la que rescató; José Ángel Gurría (becario en la OCDE desde hace un buen); Francisco Gil Díaz (de siempre al servicio del patrón); Agustín Carstens, quien enfrentó la crisis del catarrito; Ernesto Cordero y sus 6 mil pesotes clasemedieros; José Antonio Meade (hoy despacha en Relaciones Exteriores) y Luis Videgaray, único ministro del (d) año (los otros apenas fueron titulares del despacho). Todo ellos enfrentaron la crisis, y lo hicieron tan bien que el número de pobres avanza como la humedad y la economía cada día crece menos, es decir, a un ritmo tres veces inferior al que anualmente lo hacía cuando en esta República de discursos no había valientes como los citados y mucho menos existía el manual marca Chong. La misma lógica es aplicable al resto del gabinetazo y sus respectivos jefes. ¿Por qué no renunció Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes? Debería enfrentar a la justicia, pero en lugar de eso el heroico funcionario enfrenta la crisis desatada por la casa blanca (la de aquí) y Malinalco, marca Higa; enfrenta la crisis de OHL, en la que aparecen embarrados de Enrique Peña Nieto para abajo, con el propio Ruiz Esparza en primer plano; enfrenta la crisis del tren México-Querétaro (otra vez Higa) y porque, en síntesis, enfrenta la crisis generada por el conflicto de interés de su jefe y buena parte del gabinetazo con consorcios como los citados. Lo mismo, por ejemplo, con el actual secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales. ¿Por qué no renunció Juan José Guerra Abud tras el peor desastre ambiental de la industria minera del país (él mismo dixit)? Bueno, porque este funcionario guerrero enfrentó la crisis que tal catástrofe implicaba para los jugosos negocios de Germán Larrea, y también enfrentó la crisis por la exigencia generalizada de que al barón se le cancelara la concesión federal en Cananea. Qué bueno que salió victorioso y que para tal fin contó con la decidida colaboración de otro enfrentador nato, Ildefonso Guajardo, cancerbero del gran capital en la Secretaría de Economía (la que otorga las concesiones mineras), especialmente el de la minería. Qué decir del aparato de seguridad nacional, trabajo, desarrollo social, energía, función pública, educación, agricultura y, en fin, el gabinetazo en pleno (sin olvidar al Legislativo y al Judicial), cuyos integrantes primero muertos que renunciados, porque cotidianamente enfrentan todo tipo de crisis, por mucho que lejos de resolverlas las agudicen. Y ya que prácticamente todo él está en París, pues que allá se quede y que fastidie a otros. Las rebanadas del pastel Si de lógica se trata, mientras la Procuraduría General de la República ofrece 60 millones de pesos por información “útil, veraz y oportuna que auxilie con eficacia a la detención de Joaquín El Chapo Guzmán” (Arely Gómez dixit), ¿cuánto pagará el capo por exactamente lo contrario (plomo incluido)? Twitter: @cafe-vega D.R.: cfvmexico_sa@hotmail.com

Publicado en la jornada
http://www.jornada.unam.mx/2015/07/15/opinion/028o1ecohttp://www.jornada.unam.mx/2015/07/15/opinion/028o1eco

"Imperdonable"..."haiga sido como haiga sido"...



Fisgon politico jalisco

Me comprometo